Prometo volver al lugar exacto donde encontrarme,  prometo volver para escribir palabras blancas que salieron de donde no estaban, prometo mirarme de frente con la cabeza alta, prometo venir a encontrarme conmigo, prometo no faltar a la cita, prometo, prometo… no prometo…sé…que ya es hora de volver.

Si no me miro no me veo, si no me escucho no me oigo, si no voy no iré, si no llego no volveré.

Empieza para volver a empezar, porque cuando vuelves, estás, y cuando estás ya empiezas y ahora toca levantar la mirada y escucharte porque el silencio te estaba ahogando… y es que vivir sin escucharte no es vivir.

Desconectar para volverte a conectar, pues no.. no, ese no es el camino… la desconexión no me dio ni enseño nada, y sino aprendi… ahí no es.

Aprendiz de vida, aprender viviendo, aprender siguiendo, no parando, parar de vivir no es una opción.

Vivir sintiendo, acompañando el sentir, escuchando tu voz, bajita pero clara, tenue pero persistente, acompañandome a mirar para ver lo que es invisible a los ojos, acompañandome para escribir lo que no me había dictado mi voz, fluyendo entre días soleados y noches brillantes… Ahí si es… ahí me quedo.

 

4 comentarios en “Ahí, sí es…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies