El teatro de la vida

 ¿Cómo eres en tu vida cotidiana? ¿Cómo actúas ante distintos problemas? ¿Quién eres cuando te relacionas con la gente de tu entorno?

¿Eres una persona positiva, valiente, que sabe lo que quiere, que actúa según se necesita en cada momento? O tal vez eres una persona, pesimista, cobarde, que no es capaz de tomar decisiones en su vida diaria.

En nuestro entorno ya están establecidos los roles, está, el que sabe lo que quiere y lo consigue, el gran empresario, el gracioso, el tímido, el tierno, el bueno, que siempre está para todo…

Pero, ¿qué pasa si te sacamos de tu entorno?, te mandamos a un lugar en el que nadie te conoce, todos parten de cero y nadie tiene juicios preestablecidos de los demás.

Ahí sí puedes ser tu mismo, ahí si puedes desarrollar todo ese potencial que llevabas dentro, ahí te comportas como de verdad eres, y ahora aflora tu verdadero SER, ese que se había perdido entre tus juicios y los juicios de los demás.

No somos lo que hacemos, no somos lo que hemos hecho, no somos nuestros pensamientos, no somos lo que dicen de nosotros, somos nuestro SER, ese con el que tal vez, no conectamos hace mucho tiempo, ese que se quedó olvidado cuando crecimos. Y tal vez nos volvimos invisibles, o valientes o líderes pero por necesidad y desconectados de nosotros mismos y del mundo.

Pensando y pensando que hacer y que no hacer, creyendo que la vida, se trata de hacer pensando, y hacer para SER.

Y todo era al revés… SER para luego hacer o tal vez no.

¿Quieres conectar con tu SER?

Piensa en un niño, un niño es puro SER, su mente aún no ha invadido el espacio de su SER y su comportamiento llega desde su SER, no porque lo dicte su mente.

Amor, gratitud, felicidad… ¿cómo crea un niño pequeño que no sabe hablar estas emociones? ¿Te has fijado alguna vez? ¡Obsérvalo! Esta semana he estado observando a mi hija.

Su mirada es pura alegría, sus gestos puro amor y cuando quiere expresar gratitud su ojos y su sonrisa se iluminan y tú sientes que te está dando las gracias. Sus manos se extienden para recibir, y al encogerlas, su gratitud recorre todo tu cuerpo.

Su vulnerabilidad es palpable cuando está triste y a la vez su enfado lo lleva hasta el más alto grado, llorando con rabia. Te darás cuenta cuando lo siente.

Serás partícipe de su SER, sin darte cuenta, estarás experimentando lo que ella de verdad es.

SER… o no ser no es la cuestión, es sólo SER…

He disfrutado mucho con esta obra de teatro. Especialmente en el descanso.

Groucho Marx

Cada día tenemos la oportunidad de elegir quien queremos SER…De crear nuestra nueva obra de teatro…Me apunto…Te esperaré por aquí por si decides caminar por ese nuevo escenario, gracias por leerme. 😉

 

Photo by Fancycrave on Unsplash.

Un comentario en “El teatro de la vida…¡Pasa, están dando tu función!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies